LA POLÍTICA

11.03.2015 09:39

Acabo de ver en mi buzón unos sobres con propaganda electoral.

Qué pena de papel y de dinero gastado en promesas que sabes que no vas a poder cumplir.

Yo paso de políticos, pero ya que me dais la oportunidad de opinar lo voy a hacer.

El discurso de cual es mejor o peor, ya está obsoleto, pero veo que no os termináis de enterar, ni los de siempre ni los nuevos que están llegando al panorama actual.

Son tiempos de cambio, de renovarse y de enterrar viejos patrones de conducta,  y si de verdad se quiere luchar por un país, se tienen que unir fuerzas. Hay gente “buena y mala” (entiéndase por preparadas o sin preparación) en TODOS los partidos.

El discurso actual de los políticos es:

YO SOY MEJOR QUE TU.

LO QUE TU PROPONES NO VALE, LO QUE VALE ES LO QUE PROPONGO YO.

TODO LO HACES MAL.

NADA MÁS QUE HACES METER LA PATA.

A VER SI TE VAS PARA QUE ENTRE YO Y ARREGLE TODO LO QUE TU HACES MAL.

ERES UN LADRON.

TUS IDEALES NO SON VALIDOS…

ETC. ETC., lógicamente con otras palabras, aunque en el fondo es eso lo que dicen.

¿Os imagináis, cualquier otro sector de la sociedad con ese discurso?

Que por ejemplo una empresa trate de captar clientes con ese discurso.

O que entre médicos se tratasen así, o entre cualquier otro sector de la sociedad.

Da vergüenza escucharlos a TODOS.

No, no creo que ese sea ya el camino. Eso ya no sirve.

Tenéis a la gente aburrida, a la juventud que no cree en vosotros.

¡Ya está bien!

Los Socialistas no son ni mejores ni peores que el PP. Ni al contrario.

Lo que tenéis que hacer es unir fuerzas, gente preparada, reconocer que estamos en una situación  de cambio profundo  y que no hay formulas mágicas basadas en lo mismo de siempre.

Olvidaros de las siglas de vuestros partidos y entre todos ver lo que os une en lugar de acrecentar lo que os separa.

Y si no os dais cuenta que ya no sirven viejas formulas de poder, es que no queréis ver esta realidad social.

 

No quiero ver más publicidad absurda y mentirosa en mi buzón mientras vuestro discurso siga siendo el mismo de siempre.